Mi nombre es Paula y soy el corazón y la cabeza detrás de Paulamar.

Crecí en Puerto Montt, siempre muy vinculada a la naturaleza y al mar. El patio de mi casa era un bosque de coigües y arrayanes a orillas del canal de Tenglo y ha sido mi fuente de inspiración para crear Paulamar. Me pasaba tardes explorando la playa, buscando cangrejos y escapando de la cíclica marea.



Cuando chica una de mis abuelas me enseñó a confeccionar con los moldes de las revistas Burda, y hace unos años heredé de la otra su maravillosa Singer a pedal. 

Yo creo que Paulamar viene gestándose desde esa época. Está hecha a pulso, puntada a puntada y espero que encuentres en ella toda la ilusión y cariño que le hemos puesto.


Soy muy libra y #catlover